MI BEBÉ

MI BEBÉ

jueves, 22 de septiembre de 2011

32 semanas...

19/09/2011
32 semanas de embarazo!! con lo lentas que se me pasaron las primeras semanas...

Desde que empecé a trabajar apenas tengo tiempo de nada, y mucho menos de sentarme al ordenador a escribir "por placer". Cada día me llegan varios correos a los que tengo que responder con urgencia y cuando termino estoy molida para ponerme a postear.



El lunes estuvimos en el IVI. La nena está fenomenal, y yo me encuentro muy bien. Lo único es que se me está acortando el cuello del útero y tengo que empezar a tomar progesterona en forma de óvulos para aguantar más el embarazo y que no sea un parto prematuro. La ginecóloga del IVI me ha dado la carta de la baja para que se la remita a mi médico de cabecera. Hoy tengo cita con el ginecólogo del hospital, así que a ver que me dice él.

22/09/2011
Ayer estuve en el ginecólogo de la S.S. No le dije nada de lo que me dijeron en el IVI, creo que por miedo a que me dijera que me quede ya en casa. Pero bueno, como la semana que viene tengo cita otra vez en el hospital, esta vez se lo comentaré a ver qué me dicen.
Estoy pendiente de cerrar varios asuntos de trabajo, no me atrae nada la idea de dejar a medias a los pacientes, así que estoy a tope estas semanas para acabar con todo.

La verdad es que se me hace muy raro pensar en que voy a estar sin trabajar 4 meses y pico. No se, también me da un poco de miedo o me produce incertidumbre, el hecho de volver a trabajar después de la baja. Todo esto es nuevo, y no se qué sentimientos nacerán en mi cuando tenga que dejar a mi hija.
Siempre he tenido claro que amo mi profesión, y para mi ha sido muy cómodo poder dedicarme casi plenamente a mi trabajo, dedicando un montón de horas... También he tenido y tengo claro que no voy a renunciar a mi trabajo por mi hija. Pero bueno, tengo mis dudas sobre como llevaré todo esto...

El lunes, cuando me dijeron que tenía amenaza de parto prematuro, se me cayó el mundo encima. Soy una persona muy organizada y me gusta tenerlo todo planeado. Me angustian los cambios y son inflexible ante ellos. Mi rigidez mental me hace sufrir en ocasiones, y si me he hecho a la idea de hacer algo determinado, lo tengo que hacer sí ó sí.
Ya me he preparado la bolsa del hospital con las cositas de la nena y las mías, por si las moscas... No vaya a ser que tenga que irme de urgencias y luego tenga que mandar a Nacho a por las cosas y me enfade porque no me trae lo que toca!!

Noto desde hace días las contracciones de Braxton Hicks, el útero se contrae y se endurece por momentos preparándose para el parto. Como todo músculo, el útero debe tener cierto entrenamiento para soportar el trabajo de parto. Estas contracciones se caracterizan porque abarcan todo el útero, comenzando en la parte superior y extendiéndose gradualmente hacia abajo:
Aunque indoloras, son algo incómodas; el abdomen se endurece y se nota una cierta tensión abdominal cuando aparecen.

Bueno, y cambiando de tercio... nos casamos en dos semanas! sí, sí... queda ya poquito. Será una boda familiar, pero no por ello poco importante. Estamos muy contentos, ya contaré la "crónica de una boda anunciada...."

No hay comentarios:

Publicar un comentario